Opinión

En Izquierda Unida estamos convencidos de que el desarrollo turístico de calidad puede ser el motor de la economía en los próximos años.

En Izquierda Unida lo tenemos claro: tenemos los mejores ingredientes a nuestro alcance, pero desgraciadamente no se está haciendo nada con respecto al turismo, una materia en la que apostamos por dar un paso más y convertirla en una fuente de ingresos económicos y de empleo.

Es habitual, recordar tiempos pasados en este sentido: autobuses repletos de “veraneantes” aparcados en las inmediaciones de La Nieta, numerosas casas alquiladas de vacaciones y fines de semana, anuncios de Piedralaves en periódicos y agencias nacionales… Estas evocaciones, desgraciadamente, de poco nos sirven a día de hoy.

En un mundo globalizado, como en el que vivimos actualmente, hay que trabajar para abrirse un hueco ante la brutal competencia.

Sin un plan de desarrollo turístico (ni siquiera existe una concejalía dedicada a este sector), sin una programación de actividades a la larga, sin tan siquiera una página web es muy difícil “abrirse al mundo”.

Tenemos un entorno único que engloba varias figuras de protección por su especial singularidad: Zona de Especial Protección de Aves, Lugar de Interés Comunitario, Red Natura 2000,… Tenemos bosques singulares, gargantas y ríos, piscina natural, contamos con una buena oferta a nivel hostelero, con alojamientos de especial encanto y numerosa oferta gastronómica… ¿Qué es lo que falla?

Si institucionalmente no sabemos “utilizar los ingredientes”, si no fomentamos la señalización de rutas y de lugares de especial interés que favorezcan las pernoctaciones, si no nos interesa la creación de folletos de calidad que puedan competir a nivel nacional, si a nuestros políticos sigue sin interesarles este sector, si nos conformamos con el precario trabajo que se ha hecho hasta ahora, si seguimos optando por esperar a “que vengan tiempos mejores” nunca llegaremos dónde están otros y tendremos que seguir conformándonos con la “migajas” de los demás.

No desperdicies esta oportunidad, tú puedes cambiarlo todo.

HA LLEGADO EL MOMENTO

El día 22 estamos llamados a las urnas para elegir a la nueva Corporación Municipal, que regirá los destinos de nuestro pueblo durante próximos los cuatro años. Para Izquierda Unida es el momento de “reflexionar” hasta el próximo día 22 de mayo “para que luego, a partir del 23 no haya lamentos”, por lo que debemos tenerlo claro que es un momento para que “el que tenga oídos que oiga y el que tenga ojos que vea”.

Después de tres legislaturas ha llegado el momento. El momento en el que hay que elegir: o bien el abandono y la desidia, o bien la renovación y el impulso de Piedralaves. Ha llegado el momento de que en la corporación municipal entre aire nuevo. Y es que la democracia se resume en eso: renovación. Si eso no ocurre se produce un estancamiento, una asfixia que contagia a todos.

La metáfora que ejemplifica la situación de nuestro pueblo es la de la antigua escuela que se derrumba ante la apatía y la falta de ideas de nuestros representantes municipales. Un pueblo de calles sucias, un pueblo sin ideas culturales, un pueblo sin vida, sin oportunidades. Un pueblo en el que su alcaldesa solo es visible en actos electorales, invisible en el cara a cara con los ciudadanos, inaccesible cuando se le hacen propuestas de mejora de nuestro pueblo. Ya no sirve la queja. Necesitamos un giro hacia la izquierda, un giro hacia la cultura y la educación, tanto desde el plano intelectual como desde el plano ambiental.

Es necesario dotar de sentido a todos los edificios abandonados por este Ayuntamiento, dotar de sentido la Biblioteca Municipal, encontrar un lugar adecuado para la Escuela de Música, retomar el Día del Libro, encontrar espacios no etílicos para nuestros jóvenes. Este pueblo necesita ideas nuevas en un tiempo de crisis y esas ideas no vendrán de aquellos que están apoltronados, estancados en la rutina de ofrecer siempre lo mismo, o sea, el mínimo rendimiento.

Izquierda Unida presenta su candidatura con el objetivo de aunar las quejas de quienes no se conforman con esta situación de falta de ideas, con esta situación de estancamiento que sufre Piedralaves y creen que es posible una gestión política diferente. Por eso pensamos que ha llegado el momento de elegir y que está en nuestras manos elegir otra forma de administrar nuestros recursos materiales, naturales y humanos.

 

HOSPITAL DEL TIÉTAR

El próximo 22 de Mayo no sólo elegimos a nuestros alcaldes y concejales. Tenemos, además, la obligación de elegir a los representantes de la Junta de Castilla y León, políticos que conducirán numerosos ámbitos de nuestra vida cotidiana, como es el caso de la sanidad.

En Ávila vivimos poco más de 170.000 personas. A todas estas personas, desde Barco de Ávila a las Navas del Marqués, desde Madrigal de las Altas Torres a Candeleda, nos corresponde un solo centro hospitalario: El Hospital Nuestra Señora de Sonsoles.

En nuestro valle, sabemos muy bien los problemas actuales para acceder a la sanidad, a la que por Ley, tenemos derecho. Sin embargo, en la reciente visita del Consejero de Sanidad de la Junta de CyL, Francisco Álvarez Guisasola, reiteró que un hospital comarcal en el Tiétar “no es necesario ni rentable”. 

Esta frase tan rotunda, es la política sanitaria que la Junta desarrollará en nuestro valle. Una Institución, en la que lleva gobernando el PP (con mayoría absoluta) 24 largos años, y que sube en estimación votos, y por lo tanto sumando representantes que darán continuidad a su política.

¿Es nuestro conformismo el que nutre esta desigualdad social? Tu voto es necesario para el cambio.

¿Qué está pasando con nuestra depuradora?

No es la primera vez que tenemos dudas sobre el correcto funcionamiento de nuestra depuradora. Quizás el no saber muy bien cómo ha de funcionar, o el estado de dejadez en el que se encuentra favorecen nuestra desconfianza.

Lo que si nos llega, sin falta, es el recibo del agua, con su correspondiente tasa de depuración (6,89 euros), que pagamos “religiosamente” todos los que tenemos un contador de agua (aproximadamente 2000 contadores en Piedralaves).

Es un hecho, todos podéis dar un paseo y mirar con vuestros ojos, que algunas de las partes de la depuradora “están quietas”, sin funcionar, y no desde hace unos días, hace ya meses que las cosas no funcionan como deberían.

¿De quién es la responsabilidad? ¿Deberíamos exigir una explicación al Ayuntamiento, a Aqualia o a ambos? ¿Tendríamos que tratar de que nos fuese reembolsado el importe de depuración? Lo que es una realidad, es que la empresa que gestiona el agua sí está obteniendo un beneficio trimestralmente, a cuenta de un trabajo que no se está realizando en todo su ciclo completo.

Desde Izquierda Unida, reclamamos una explicación pública al equipo de gobierno, que acabe con todas las dudas al respecto; además exhortamos a Aqualia a aclarar las circunstancias de este “fallo” que seguimos pagando trimestralmente,